Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
La media de vida útil de una llave es de 4 a 5 años, sin embargo, las ocupaciones del día a día nos hace olvidar esto, una llave en mal estado puede convertirse en tu peor enemigo. ¿cuantas veces no ha sucedido que vas saliendo de tu hogar a tu trabajo como rutinariamente lo haces cuando de repente una no muy amigable llave se rompe? quedando incrustado casi todo su cuerpo dentro de nuestra cerradura, esto nos cae cual, si un balde de agua fría se tratara, perderemos horas y dinero para poder sacarla, debemos buscar y buscar un cerrajero que pueda atendernos lo más pronto posible, o peor aún y si esto pasara de noche; ¿qué opciones tenemos? En realidad, muchas veces nos damos demasiados tirones de cabello por algo que al final resulta ser bastante sencillo, ya que si de sacar una llave rota de una cerradura se trata puede hacerlo usted mismo, por lo general se piensa que debe desarmarse completamente la cerradura para acceder a la llave rota o sacar por completo el cilindro para empujarlo por el otro lado, pero no, es mucho más fácil que eso a continuación te presentamos tres métodos
¿Lo primero que debemos ver es que tan profunda quedo la llave? Y que tan accesible quedo su cuerpo, de cualquier manera, hay varios métodos para sacarla.
1er método
Necesitaremos una tijera preferiblemente con las puntas muy afiladas.
Por lo general el cuerpo de las llaves posee una curvatura de afuera hacia dentro, tomando una tijera lo suficientemente delgada para meter la punta a través de la hendija de la cerradura, engancharemos la punta de la tijera en dicha curvatura y la intentaremos extraer repetidamente hasta lograr el objetivo.
2do método
En este caso necesitaras una aguja.
Una aguja es lo suficientemente delgada para entrar en la hendija de la cerradura y lo suficientemente resistente para usarla de palanca para empujar lo que queda de la llave hacia afuera, con mucha paciencia y cuidado presiona la aguja en el cuerpo de la llave en forma de palanca de tal manera que poco a poco la llave vaya saliendo, una vez afuera un extremo se podrá extraer manualmente.
3er método
Para este necesitaras una varilla metálica, una jeringa, bicarbonato de sodio, unas pinzas y súper pega.
Coloca un poco de súper pega en uno de los extremos de la varilla, introdúcelo en la hendija de la cerradura en donde quedo incrustada la llave, una vez adentro sostén la varilla con las pinzas muy firmemente luego con la jeringa sin aguja aplicaras bruscamente el bicarbonato de sodio dentro de la hendija. Espera unos dos minutos a que este seque completamente, luego la extraes con mucho cuidado y lentitud ya que la pega no será del todo firme hasta que la llave salga completamente.
Consejos:
Para manipular las herramientas aquí mencionadas recuerda tener el equipo de seguridad adecuado ya sean guantes o lentes protectores.
Par manipular la pega es necesario tener a mano productos diluyentes como acetona o alcohol como ayuda en casos de contacto de la pega directamente con la piel ya que esto puede ser perjudicial.
Para manipular el bicarbonato de sodio es recomendable hacerlo con un tapaboca de manera que en la salida brusca de este no afecte las fosas nasales.
Recuerda cambiar a tiempo tus llaves para evitar sufrir accidentes como estos, ya que se presentan en los momentos menos oportunos eh inesperados
Siempre ten copias de llaves accesibles en la casa por si en el momento de un incidente así estas dentro de tu vivienda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies