Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Todo evoluciona de forma constante, tanto así que los productos también pasan por una evolución de sus aspectos, llegando con ello, a resolver las inquietudes planteadas por los clientes al momento de desear lo mejor de lo mejor en productos de seguridad.
Entre estos, han diseñado las puertas deslizables, como comprenderás estas puertas resultan lo suficientemente eficaces para la protección de las instancias y en especial de aquellas que se encuentran dentro de un mismo lugar, estas puertas contribuyen a la privacidad que debe existir entre un lugar y otro.
Pero como todo producto con el uso continuo, puede manifestar una serie de inconvenientes, pero tranquilo que en líneas subsiguientes descubrirás como resolverlos.
Como arreglar los inconvenientes que presentan las puertas deslizables.
Cuando la cerradura comienza a no funcionar: Queremos reseñarte que en este caso, solo debes considerar ajustarla un poco más con el destornillador, ya que por lo general resulta que los tornillos de esta comienzan a desaflojarse producto del uso constante.
También puede ocurrir que el pomo, comience a presentar problemas de modo tal que es necesario, que lo cambies, para ello, solo basta adquirir un pomo nuevo retirarle los tornillos, y proceder a ajustar este con los tornillos nuevos, esto facilitará enormemente el abrir y cerrar de la puerta.
Cuando la puerta comienza a pegar en el piso, haciéndose bastante difícil abrirla se debe a que la misma, tiene problemas en las arandelas que las sujetan al marco superior.
Es por ello, que debes considerar subirte sobre un banco y proceder a ajustar cada una de las arandelas con los tornillos, hasta llegar a volver a colocarlas todas en su lugar, es necesario que evalúes los tornillos sujetadores de las arandelas ya que en muchas ocasiones estos presentan desgastes, ocasionado que las puertas se caigan de forma frecuente.
Si este es el caso, solo debes adquirir tornillos nuevos y proceder a instalarlos, recuerda que para ello debes desmotar la puerta, lo aconsejable es que si vas a cambiar un tornillo, procedas y los cambies todos es lo mejor, para que así hagas el arreglo de forma íntegra.
Para desmontar la puerta, debes proceder a desajustar cada una de las arandelas, y retirar con la ayuda de alguien la puerta, luego procede a retirar todos y cada uno de los tornillos, momento seguido ajusta todo los tornillos nuevos que adquiriste con la colaboración de tu ayudante, sube nuevamente la puerta y ajústala con las arandelas.
Cuando la puerta comienza a presentar problemas en las bisagras se observa que cuesta mucho que esta ruede, si este es el caso, vas a requerir desmontar la puerta siguiendo el proceso anterior.
Ahora bien llegado el momento, debes agarrar las bisagras y asearlas, el asunto de estas reside en la acumulación constante de sucio, aséalas con un paño grueso y húmedo, luego procede a lubricarlas, y listo vuelve a subir la puerta para que continúes con su uso.
En otras ocasiones la puerta cuesta mucho para que abra y cierre en su pliegues, para ello, va ser necesario que cierres la puerta y la observes por ambas caras, está atento a sus dobleces, en muchas ocasiones estos suelen presentar molduras productos del abrir o cerrar de forma brusca, es aquí donde deberás con la ayuda de alguien enderezarla.
Para ello, vas a necesitar que una persona se coloque por el lado contario con una lámina de madera, mientras tú por el lado del frente con un trozo o taco grueso de madera le proporcionaras golpe hasta enderezarla.
Esperamos haberte brindado consejos lo suficientemente útiles, para que puedas seguir disfrutando a plenitud de tu puerta deslizable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies